martes, 24 de marzo de 2009

"Algunas humildes reflexiones sobre la participación en el 8M" por un compa de Acera

Hace ya 16 días de la manifestación del 8 de Marzo, Día de la Mujer Trabajadora, y como aquel día no subí nada, hoy voy a colgar un correo que recibí en su momento con algunas reflexiones sobre la participación en ella.


El 8 de marzo es el día de la mujer (entendiendo para mi mujer no como ninguna esencia sino como sujeto que ha sufrido un sistema de dominación y violencia específica, y que aún sigue sufriendo)

Las feministas llevan mucho tiempo reclamando ese día como suyo en el sentido de visibilizar sus voces, sus cuerpos, sus luchas...hablar desde su nombre propio. Tomar la voz y la palabra especialmente en este día y no querer que nadie hable por ellas. Para mí esto es importante.

El acabar con el binomio hombre/mujer, el rechazar la categoría de sexo, el seguir la lucha trans... para mí son cosas fundamentales pero esto no significa que por ello seamos todas personas "iguales" sin más. Creo que NO podemos olvidar que siguen existiendo las relaciones de poder-privilegios (donde algunos salimos mejor parados que otras), que sigue la violencia específica y sistemática hacia tías, el sistema de represión-dominación.... Para mí es muy importante que no olvidemos esto.

Yo hace un tiempo decidí no ir a la mani del 8 de marzo porque, tras muchas reflexiones con compis feministas, me dí cuenta que no era el espacio donde tenía que aparecer mi voz y que para dar mi apoyo a las luchas feministas era mucho mejor que hiciese otras cosas (y además que mis compis feministas desde todo el cariño nos pedían a los mozos que no fuesemos a la mani, que les apetecía tomar la calle a ellas).

Sobre lo [...] de llevar un discurso de los "mozos" [...] yo creo que tenemos todos los días del año para currarnos el género, micro y macromachismos, etc... pero yo creo que en este día no nos tenemos porque pronunciar, creo que las feministas agradecen mucho más que nos curremos las relaciones de poder en nuestra cotidianidad y que el 8 de marzo no salgamos a la calle a hablar por ellas. Por otra parte, si a los "mozos" [...] nos apetece hacer cosas en esta línea se me ocurren muchas otras cosas para hacer. Y si lo que apetece es salir a la calle, están las manis de Octubre (que llevamos un par de años haciendo) de la Asamblea de hombres contra la violencia machista.

Por estas cosillas yo creo que es preferible [...] que no fuese ningún mozo (bio-hombres que dirían algunas, usease hombres que han sido asignados a esta categoría "sexual" y no la han cuestionado, o sea que no son trans)
Se que esta es una reflexión personal (aunque motivada por las reflexiones de las feministas) y que no tengo (ni quiero) ninguna autoridad para decir a nadie que no vaya a la mani, creo que cada uno (lo digo en masculino aposta) tendrá que pensar que es lo que prefiere hacer. Pero creo que es importante que la decisión de la participación en la mani vaya acompañada de una consciencia sobre algunos posicionamientos feministas, que sepamos que a muchas tías no les apetece que estemos (y a mi me parece muy bien esta opinión)
Yo si tengo claro que no iré a la mani pero si estoy dispuesto a echar una mano en la fiesta a limpiar o servir copas-cañas...o lo que sea.


Acera del Frente
Asamblea de Hombres contra la Violencia de Género

2 comentarios:

Javier dijo...

Yo tengo otro punto de vista, creo que ninguna lucha está desconectada de otra, no son independientes.
Yo me manifiesto con las mujeres el 8 de marzo porque el patriarcado también me presiona, como gay en una sociedad homofoba, como varón en una sociedad en la que los varones ocultan sus emociones y se les exige que compitan y sobresalgan...
Claro que es su día, nuestras voces no son las que deben oírse si no las suyas, pero aún así marcho a su lado coreando sus consignas, apoyándolas y sintiendo que su lucha es mía.

Anónimo dijo...

dataart fillers invoke attempts copying install troubled pathogenic robbery inner howes
semelokertes marchimundui